sábado, 14 de julio de 2012

LA MAGIA DE LA TELEVISIÓN

  Así como en su momento el radio receptor revolucionó el quehacer social del país, en Chiloé, la llegada de la televisión fue todo un suceso, casi increíble para gran parte de la población, que veía en la intimidad de su vivienda lo que sucedía en todo el país, en ese mismo instante.

            En mi caso, la señora que lavaba la ropa y cuidaba el jardín fue invitada por sus patrones a pasar al salón para que vea las transmisiones televisivas, en ese momento, un "maravilloso aparato en blanco y negro".

            Incrédula y estupefacta ingresa al salón de sus patrones y al enfrentarse con la pantalla, sonríe y tímidamente saluda al conductor, que en esos momentos presentaba el noticiario de la tarde... al mismo tiempo que exclamaba... "Chachita Dios... esto es increíble"!!

            Le explicamos cómo funcionaba la televisión y en qué consistía... pero nunca dejó de saludar al conductor o a los que veía e, incluso, tampoco después dejó de "conversar" con los personajes que aparecían en la pantalla...
 
Del Libro "Cronogramas de Castro en el Siglo XX"
Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario