sábado, 23 de junio de 2012

DESPEDIDA DE DOÑA JULIA

   Vecinos del barrio Gamboa, al consultarles por alguna anécdota o hecho curioso mencionan “la despedida de doña Julia Mazo” propietaria de una casa clandestina de vida alegre.

            Dicen que los vecinos se unieron y comenzaron a luchar por su desalojo del sector, ya que había llegado a perturbar la tradicional unidad, tranquilidad y buenas costumbres o formas de vida de los residentes.

            Contaron que permaneció en el sector por espacio de más o menos quince años. Todos los fines de semana había fiestas y parrandas; problemas y peleas que fueron creando un malestar general entre los vecinos.

            Un vez que se logró que esa gente salga del barrio, la juventud organizó un desfile, con una banda de tarros con piedras, para celebrar su salida definitiva.

            Cuando se fueron lo hicieron tranquilamente.

            No recordamos que algo grave haya sucedido en “esta casa alegre”, a excepción de que cuando se construía el molo de Castro se extraían “piedras de cartera” en un cerro de Gamboa, utilizando cargas explosivas. Uno de los obreros extrajo uno de estos explosivos y los instaló debajo de “la casa alegre de doña Julia”, activándola, felizmente sin mayores consecuencias... amen del tremendo susto propinado a sus moradores y, en general, a todos los habitantes del barrio.

Del Libro "Cronogramas de Castro en el Siglo XX"
Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario