sábado, 9 de junio de 2012

CUPIDO LLAMÓ SEIS VECES

 Seis libretas de matrimonio acumuló un agricultor que a la edad de 78 años acaba de fallecer en Castro. Germán Torres Carvallo, cuyo caso es único en Chile, enviudó en cinco oportunidades. En cada ocasión volvió a reincidir en el “sagrado vínculo”. Estuvo 57 años casado.

                        El caso del agricultor, nacido en la pequeña localidad de Putemún, constituye un mentís a quienes reniegan del matrimonio, ya que es muy poco común reincidir tantas veces. Inició su vida conyugal a los 21 años, cuando contrajo matrimonio con la profesora primaria Rosario Haro Díaz, de la localidad de Llau-Llao, con quien tuvo una hija.

            Poco después del fallecimiento de su primera esposa, se casó en segundas nupcias con Clorinda Cárdenas, de la localidad de Quento, de quien no tuvo descendencia, para contraer por tercera vez matrimonio con Eledina Barrientos Canobra, de Putemún, que le dejó dos varones y cinco mujeres.

            Nuevamente viudo, volvió a casarse, ahora con Adelina García Pérez Oyarzo, de la misma localidad, no teniendo hijos con ninguna de ellas.

            Su sexta esposa, la que le sobrevive ahora en carácter de viuda, es Luisa Mansilla Bahamondes, nacida en Putemún y con quién tampoco tuvo hijos.

            Con todas ellas contrajo matrimonio por el civil y la iglesia , o sea -como se dice en Chiloé- siempre se casó “por las dos leyes”.

            Otro hecho curioso y poco común entre los chilotes, tan aficionados a salir a buscar aventuras fuera de su isla es que el agricultor Germán Torres, jamás abandonó la localidad de Putemún, obviamente para él muy próspera, donde logró labrarse una apreciable fortuna. ("EL MERCURIO": 03 -09-72)

Del Libro "Cronogramas de Castro en el Siglo XX"

NOTA DEL EDITOR DEL BLOG: Se evidencia en el texto que se omitió uno de los nombres de las seis esposas. Presumo que, en el Archivo de Chiloé, pudiera encontrarse el texto original digitalizado.
Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario