sábado, 26 de noviembre de 2011

ANECDÓTICA CITA DE AMOR

En cierta ocasión salió elegida reina de las Fiestas Primaverales de Llicaldad Isolina Calixto. En lo mejor de la celebración, un connotado vecino del sector le dijo a la soberana: "Yo te corono, siempre que duermas conmigo", expresión que arrancó un cerrado aplauso, puesto que la reina le respondió:
            - "¡Listo, no más!"... coronándola.
            Después, éste se embriagó, por lo que se fue a acostar.

            A la mañana siguiente, al alba, el susodicho se recordó de su compromiso y entre somnoliento "y malo del cuerpo" comenzó a acercarse a su acompañante, diciéndole:

            - "¡Ya... pues Isolina!
            - "¡Ya, pues, date vuelta!"... lo que hizo rápidamente Santiago Coronado, que reemplazó a la reina en este simpático y particular suceso, con la consiguiente indignación del frustrado galán, que agarró a puñetes a su amigo.

Del Libro "Cronogramas de Castro en el Siglo XX"
Votar esta anotación en Bitácoras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario